fbpx
+54 9 11 3218 8878
hola@mauriciohowlin.com

15 tips para elegir correctamente tu dominio

Gestión de comunidades - Redes Sociales - Marketing online

15 tips para elegir correctamente tu dominio

Antes que nada, ¿qué es un nombre de dominio? La respuesta puede sonar curiosa, pero no es más que un ayudamemoria. Verás, lo que llamamos sitio web no es otra cosa que un conjunto de documentos almacenados en el disco de una computadora ubicada en algún lugar del mundo, posiblemente muy lejano a allí desde donde tú accedes a ella. Para poder ver estos documentos, es necesario que le digas a tu navegador la dirección de la computadora de destino. Ahora bien, la manera en que se comunican entre sí las computadoras es por medio de una dirección IP, que consiste en cuatro cadenas de números que van entre 0 y 255 separadas una de otra a través de un punto. Por supuesto, recordar una IP es difícil e impracticable, y por eso existen los nombres de dominio, que no son otra cosa que un alias único e irrepetible que conducen a la dirección IP a la que queremos acceder.

El sentido del dominio es que sea más fácil de recordar que la IP

Porque, vamos, si te resulta más fácil memorizar doce números es que algo debe andar mal con el dominio que elegiste. Un dominio debe ser una palabra, o a lo sumo una conjunción de palabras, que te resulte sencillo recordar. A tí y a tus clientes. Por eso es necesario prestar mucha atención al nombre de dominio. Hoy te vamos a dar algunos tips sobre cómo elegir el nombre de dominio para tu página web.

El dominio da identidad

Debes tener en claro que el dominio otorga identidad, especialmente si tus actividades se desarrollan en Internet. Es importante, entonces, que no te tomes a la ligera la elección del mismo. Si prestas atención, hay empresas de primer nivel que directamente son su dominio, tales como despegar.com, MercadoLibre o almundo.com. Por lo tanto, una vez que elijas tu dominio, no vas a poder cambiarlo. No, al menos, sin echar por la borda todo el trabajo realizado en construcción de la marca. Así que te sugiero que te tomes muy en serio qué dominio vas a usar para tu negocio.

1- Incluye tu marca o tu nombre

Por todo lo dicho más arriba, una de las primeras sugerencias es que tu dominio incluya tu nombre o tu marca. Esto también trae aparejadas algunas consideraciones a tener en cuenta. En primer lugar, que tengas una marca. Tu nombre, tu apellido, un nombre de fantasía incluso. En este último caso sería bueno que la que selecciones tenga algo que decir acerca del rubro y del público al que te vas a dirigir. Una tormenta de ideas entre amigos y colaboradores suele ser una buena estrategia para encontrar la marca que te represente. Ahora bien, es posible que la palabra que elegiste como marca no esté disponible como dominio. En ese caso puedes probar añadiendo una palabra relacionada con el rubro. Por ejemplo, supongamos que fabricas muebles, y que el nombre de fantasía de tu empresa es Del Bosque. En ese caso, mueblesdelbosque.com podría ser una buena alternativa.

2- No debe ser largo

Como sea, el dominio no puede ser demasiado largo. Entre 15 y 19 letras debería estar el límite máximo. Si consigues uno de menos de 10, aún mejor. Es lógico que a esta altura de la historia de Internet, encontrar un nombre bueno, original, corto y disponible es una tarea cada vez más difícil. Pero las combinaciones de dos o tres palabras cortas todavía se pueden encontrar con relativa facilidad.