+54 9 11 3218 8878
hola@mauriciohowlin.com

Gestión de Comunidades

Gestión de comunidades - Redes Sociales - Marketing online

Gestión de Comunidades

El 22 de junio de 2017, en un discurso dado en el Facebook Communities Summit, Mark Zuckerberg anunció el cambio de la misión empresarial de Facebook. Ya no sería “ofrecer a los usuarios la posibilidad de compartir contenido y hacer que el mundo sea un lugar más abierto y conectado”, sino que ahora va a “ofrecer a la gente el poder de construir comunidades y hacer que el mundo esté más unido”. “Queremos ayudar a mil millones de personas a participar en comunidades significativas”.

GESTIÓN
DE COMUNIDADES

El tiempo de los grupos

De esta manera, Facebook puso a las comunidades en el lugar más alto de sus prioridades, y así entronó su principal herramienta para la creación y gestión de comunidades: los Grupos de Facebook.

A partir de ese momento, los grupos de Facebook comenzaron a recibir cada vez mayor atención por parte de los desarrolladores de la compañía, quienes fueron creando para los administradores de grupos herramientas más y más específicas para cumplir con su función. La posibilidad de establecer reglas de manera nativa, de silenciar miembros sin expulsarlos, de otorgar reconocimiento a los más participativos y de controlar las estadísticas son apenas algunos ejemplos. 

El tiempo de los grupos había comenzado.

Cuando Mark Zuckerberg se refiere a “comunidades significativas”, quiere decir que lo que realmente importa es que aporten valor a sus miembros. Y no es algo caprichoso: cuanto mayor sea el valor percibido, mejor será la experiencia del usuario, y en consecuencia, más tiempo va a pasar en la plataforma.

Es por eso que el encargado de llevar la comunidad adelante tiene que velar por que cada miembro encuentre todo lo necesario para sentirse cómodo. Buen contenido, debates interesantes, interacción enriquecedora, seguridad y confort.

Los administradores y moderadores de grupos deben ser capaces, entonces, de asegurar que la comunidad esté permanentemente nutrida con buen contenido (y no solo contenido propio), y además evitar cualquier foco de conflicto o malas experiencias por parte de los miembros. Esto incluye aplicar medidas de disciplina cuando hace falta.

Capitán de Comunidades

El gestor de comunidades ahora es un líder social detrás de cuya autoridad se encolumna su tribu, y si la tribu se descarrila, será él quien habrá fallado.

Así, el administrador y los moderadores son la tripulación de un barco que navega raudamente a fin de llevar a sus pasajeros a buen puerto. Lograr su objetivo o naufragar en viaje depende, ante todo, de la pericia de su capitán. Y es el capitán quien recibe, en última instancia, la suma del cariño y reconocimiento de su comunidad.

Las comunidades digitales necesitan capitanes valientes y capacitados que las dirijan. Vos podés ser uno.

Sé un Capitán de Comunidades

Módulos
Lecciones
Horas
Sesiones

Obtén resultados en pocas semanas